CLAVES PARA UNA BUENA ALIMENTACIÓN VIAJANDO CON NIÑOS

Viajar con niños puede parecer complicado por todas las tareas que se nos vienen a la mente nada más salir de casa. Desde qué ropa llevar por si hace frío y necesitamos abrigarlos hasta si será apropiado para su edad caminar tantos kilómetros si se trata de una ruta de senderismo. Ahora bien, hay una en concreto que es muy importante. Se trata de la alimentación y por eso vamos a exponer algunas claves para una buena alimentación viajando con niños.

Comiendo en el canal lateral de Garona
Canal lateral de Garona, Francia.

HORARIOS DE LAS COMIDAS

Los horarios como es lógico deben seguir unas pautas equilibradas, pero a veces nos encontramos en un país diferente con unas costumbres de apertura de supermercados distintas y a lo mejor, si viajas en bicicleta como es nuestro caso suceden imprevistos. Quizás haya que añadir que los niños se adaptan a todo menos cuando aprieta el hambre. Así que nunca deberíamos llegar al punto de que esto ocurra. Lo mismo puede suceder si viajamos en camper o con la mochila a cuestas. Hay que tener prevista al menos esa parada y dependiendo de cada medio de transporte las posibilidades de solucionarlo variarán.

ALIMENTACIÓN VARIADA

Lo ideal es tener una alimentación variada, pero como suele suceder no siempre hay lo mismo en todos los lugares. Para resolver este problema lo que hicimos fue un listado de comidas y alimentos que sabíamos que podríamos encontrar en cualquier lugar y con ellos hacer las recetas más variadas posibles. Compartimos esta entrada de 23 deliciosas y facilísimas recetas para viajeros que seguro serán de gran utilidad.

Los ingredientes estrella son el arroz, la pasta y el couscous como base para incluir tanto verduras como carne y pescado, estos dos últimos al menos una o dos veces por semana. Tener una la lista de posibles recetas de la que echar mano cuando no nos dé tiempo a planificar mejor la jornada será nuestra mejor aliada.

COMPRAR SIEMPRE AL DÍA

Si en el viaje con niños la práctica habitual es cocinar lo ideal es siempre parar cada día en el supermercado para buscar los alimentos más frescos y de temporada porque nos permite controlar lo que consumimos y mentener esa buena alimentación.

BEBER AGUA EMBOTELLADA

Debemos tener como principio inexcusable hidratarse bien y más viajando con niños. Para ello la mejor manera de hacerlo y evitar un problema de salud es beber agua embotellada porque nos garantizamos que está salubre. Si no se puede es aconsejable llevar pastillas potabilizadoras.

Nuestra manera de proceder era que cada uno de ellos llevara su propia botella de agua para el camino además de agua de reserva para no quedarnos sin ella. Al hilo de esto último recomendamos las botellas de acero inoxidable o cristal por seguridad a la hora de no transferir partículas tóxicas al la bebida como sí puede suceder con el aluminio que si se golpean y se rompe por dentro el esmalte o resina que llevan dejará al descubierto el metal que puede reaccionar con el agua.

EVITAR COMER ALGUNAS COMIDAS EN LA CALLE

Sobre todo ensaladas porque pueden haber sido lavada con agua contaminada y eso puede pasarnos factura. No lo hagáis a menos que sepáis con certeza que la salubridad del agua es óptima.

COMER BIEN PUEDE SUPONER LA DIFERENCIA ENTRE ESTAR SANO Y NO PODER DISFRUTAR DEL VIAJE.

Y para completar un gran viaje y que todo salga a la perfección proponemos unos consejos para dormir con niños en tienda de campaña.

Esperamos que os haya gustado y que si tenéis alguna consulta no dudéis en comentárnosla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.