LUCÍA, DARÍO Y LA WEEHOO

Weehoo montada, ahora deprisa a probarla, a ver cómo la disfrutan los niños, eso fue lo que pensamos. Y el primer día que tuvimos oportunidad para hacerlo montamos la trike y la fuimos a poner a prueba con la Weehoo.


Las primeras impresiones que tuvimos es que la Weehoo se monta con facilildad sobre la trike, lo único es que el sistema que le hemos adaptado es de momento provisional porque no queremos que recaiga demasiado peso en el asiento de la trike, así que andamos con cuidado. Rodando apenas se nota que llevas algo remolcado detrás. Esa es la ventaja de ir con una rueda sola aunque si que tuvimos que hinchar más la rueda para que no se notara la fricción. Después de eso iba como la seda. En los giros la Weehoo se inclina un poco y más si el giro es más cerrado. Eso no es un problema, si bien Lucía me lo advertía en principio por su falta de costumbre. Para dar la vuelta en una acera es más complicado aunque si se hace en un sitio con un poco de espacio no hay problema. Además la Weehoo se puede levantar en peso y moverla porque como está sujeta a la trike no se va a caer. El resto fue disfrutar de los niños y para ello os dejamos un vídeo en el que se puede comprobar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.